Volviendo del otro lado de la luna

…‎
"Hey you, out there in the cold
Getting lonely, getting old

Can you feel me?

Hey you, standing in the aisles

With itchy feet and fading smiles

Can you feel me?

Hey you, don't help them to bury the light

Don't give in without a fight."

Roger Waters


De entre una lista de 5909 canciones surge en la voz de David Gilmore una pregunta que me trae de vuelta, Can you feel me?

Sentimientos, de eso sí entiendo, así me hablo, así escucho, así me alimento. Yo siento. Lo que leo, lo que escucho, lo que veo,... lo siento. Suave abre la puerta el sonido de la guitarra, despacio va llamándome la voz con toda su coloratura (azul), salgo atraída por una indescriptible fuerza (lo inefable), Don't give in without a fight, las percusiones me toman del corazón. Ya no me puedo desprender. Ya no quiero.

El llamado está ahí, siempre ha estado, nunca se ha ido, ¿por qué lo dejo de escuchar? La vida común, allá afuera, en la matrix, está diseñada para olvidar y adormecer. Crees que avanzas y no vas a ningún lado. ¿En qué crees que pensarás en el momento de tu muerte? ¿Qué es lo que de verdad importa?, don't help them to bury the light.

Me tomo la cabeza entre las manos. Me reconozco, me reencuentro. Voltea, descubre este texto...

Open your heart, I'm coming home.

Entradas populares de este blog

Qué chulada de maíz pinto

Pato Frio Cashmere Rosé

Contextualizando un vino (maridaje)