De vuelta al arte


Je suis malade c'est ça je suis malade
Tu m'as privé de tous mes chants

Tu m'as vidé de tous mes mots

Et j'ai le cœur complètement malade

Cerné de barricades t'entends je suis malade

Serge Lama


Hacía mucho tiempo que había dejado de ver el patinaje artístico sobre hielo. Afortunadamente he prendido la tele y pude ver una repetición del cierre de las olimpiadas de invierno en Vancouver. Imagínense, apenas ahora voy viendo.

Lo que más me gusta de este deporte es que está vinculado al arte y lo que más agradezco es a un artista que sepa patinar (en ese orden). Sin saber quién había ganado las medallas ni nada por el estilo me puse a ver las presentaciones mientras jugaba con mi iPod... hasta que salió Yevgueni Víktorovich Pliúshchenko y me arrebató la mirada del iPod para cautivarme y elevarme al cielo. Además de su innegable magnetismo y esa emanación de gozo de ser quien es, tuvo el gran acierto de escoger la canción Je suis malade, de Serge Lama. Si yo fuera juez le daba el oro.

Con la canción el pecho me empezó a doler, como duele cuando la ira te arrebata por no poder sostener tu corazón que se cae a pedazos. La vida no será igual, las creencias se desmoronan... me laissait seul avec mon désespoir.

Entradas populares de este blog

Qué chulada de maíz pinto

Pato Frio Cashmere Rosé

Cursos de ángeles