Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2011

Residuos humanos

Nadie sabe cuándo puede acabar en la basura. En esta cultura de mercado, de consumo y de marketing, lo que menos importa es el ser (el ser como la forma de vivir la vida propia) y lo que importa más: el conformismo, el adecuarse y dibujarse con líneas que den la apariencia del grupo al que se quiere pertenecer (siempre apuntando al wanna be).

Conformados en un grupo, el que sea, ya uno no es alguien sino sólo un número, un cuerpo que ocupa hoy un lugar y que de faltar, hay más que reservas de cuerpos que ocupen las vacantes etiquetadas con los más variados nombres que nos hacen cerrar los ojos a lo que en realidad son: residuos humanos.

Si todos esos cuerpos esperan a que alguien o algo los rescate de su calidad residual, bien se pueden quedar esperando. El rescate comienza con la reconstitución de ser y del ser sólo puede dar cuenta el ser mismo.

El ser no puede ser nombrado, por ello no puede ser un inventario de acciones y posiciones, mucho menos de posesiones; el ser no es una…

Reflexiones humanísticas: México hacia el 2012

La Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM abre un espacio para la reflexión rumbo al 2012. Los temas son de gran trascendencia, aquí algunos de los que se abordarán esta semana:

- Educación superior, ciencia y tecnología para el desarrollo de México
- Educación y cultura: son útiles en nuestro tiempo?
- 2012, oportunidades para la ciencia histórica
- La filosofía de la historia en ausencia. Visiones de un futuro siempre lejano
- La necropolítica: entre la desigualdad, la exclusión y la muerte
- Los jóvenes mexicanos frente a los desafíos del siglo XXI: riesgos y valores
- Democracia para la educación de la subjetividad
- Pobreza y justicia distributiva
- Las humanidades en la orilla del infierno
- Ética y política
- Política ambiental hacia el 2012
- El reto: ser responsables
- Frente a la intolerancia y la violencia

Reflexionemos juntos por un futuro para todos.

"El loco" de Nietzsche

Antes de cualquier cosa quisiera saber qué Dios hemos (han... no sé) matado. No es un dios con “d” minúscula, es un Dios con “D” mayúscula; estamos hablando, entonces, de algo importante. Es acaso el Dios de una religión en particular o el Dios fuera de toda religión; es acaso el Dios al que la humanidad se aferra para evitar el sentimiento de orfandad o es acaso la verdad cartesiana a partir de la cual han edificado todo su sistema de creencias, ¿quién querría verse desprovisto de un lugar seguro? ¿Quién querría deshacerse de la respuesta a todo cuanto no se sabe?...un loco.

La ciencia avanza, va dando respuestas y corrigiendo las que ya había dado antes. El hombre se aventura a dar sus primeros pasos, solo, dentro de lo inconmensurable, dentro de lo inefable; se asoma, observa, se cuestiona, aventura posibles respuestas y trabaja en ellas. Pronto sucede que sin querer se crea un nuevo Dios... el hombre se refugia en la ciencia y no acepta nada que no haya sido probado por la cienci…

¿Qué son los números?

Me pregunto qué son los números. Unos dicen que siempre han existido y que seguirán ahí aunque todo lo demás desaparezca. Otros dicen que los números son el lenguaje del cosmos. Hay quien dice que en los sueños puedes ver lo más extraño pero que no puedes escapar de la lógica básica que la expresión 2+2=4 representa. Los números son universales y no están sujetos a la percepción ni al humor de nadie: el 2 representa lo mismo para ti que para mi en cualquier momento.

Si los números son los ladrillos del lenguaje universal, si ellos son lenguaje y si les aplicamos eso que dice Wittgenstein sobre el lenguaje: "el lenguaje no emergió del razonamiento", entonces, ¿de dónde nacen los números? El ser humano es mucho más que razonamiento...

Los números son objetos ideales, esto quiere decir que no puedes verlos caminando por la calle. Los objetos ideales requieren de alguien que los piense y hasta el momento sólo podemos dar cuenta de nosotros mismos (los seres humanos) como capace…

Mi encuentro con el Dalai Lama

Decir "mi encuentro" puede sonar a que me entrevisté con él pero en realidad tan sólo lo vi desde las gradas del Estadio Azul en la Ciudad de México y escuché su discurso y las respuestas a preguntas supongo que de los miembros de Casa Tibet México.

No era la primera vez que oía a un monje tibetano, ya había tenido oportunidad de escuchar antes a uno, cuyo nombre no recuerdo, en la Facultad de Derecho de la UNAM acompañado de Tony Karam, presidente y fundador de Casa Tibet México. De aquella conferencia me quedó algo muy claro: el camino a la "iluminación" es personal y vivencial. Con esto puedo entender que nadie te puede iluminar porque el entendimiento, la luz, surge de tu interior, de un proceso individual (y por ello único); te puedes acercar a académicos, científicos, gurús, maestros o a tu abuelita para que te compartan de su experiencia y conocimientos o puedes vivir en una biblioteca pero nada de lo que te digan o de lo que leas significará algo para ti s…

Huitlacoche

Tengo hambre. Ya es muy noche pero tengo hambre.

Cómo me gustaría tener a mi lado unas ricas quesadillas de huitlacoche con salsa verde y tortilla azul. Salivo de sólo pensarlo, creo que hasta las puedo oler. No sé si esperar hasta el sábado de mercado o salir en busca de ellas quizá el miércoles. A lo mejor mañana ya se me pasó el antojo. A lo mejor mañana recapacito y mejor como papaya o guayaba con yogurt porque es bueno comer fruta y porque es todavía más bueno cuidar que la llantita no se desborde y que más bien desaparezca. Ojalá fuera suficiente con hacer ejercicio, correr 6, 8 km y listo... que los pecados desaparecieran entre el sudor.

Comer o no comer, he ahí el dilema. Cada bocado, cada tipo de bocado trae sus consecuencias.

Relájate

"Relájate", buena idea.

Vas en el Metrobus, es hora pico, apenas cabe alguien más. Sientes las gotas de sudor escurrir por la espalda, son las ocho de la mañana y ya vas a llegar con cansancio. Miras en cada estación la gente que no podrá subir. "Relájate".

Vas en tu auto, la calle cambia de tres a dos a un carril. Alguien con menos fortuna que tú ha chocado y los coches se acumulan en la calle como chochitos atorados en un popote. En un trayecto de diez minutos llevas más de una hora. "Relájate".

Vas caminando por la banqueta que por partes es invadida por coches, debes bajarte por momentos a la calle. Un pesero pasa sin importarle que no puedes subirte a la banqueta, lo mismo sucede con un BMW negro minutos después. Parece que los peatones fueran menos humanos que los conductores. Mejor te apuras, no te vaya a llover y llegues con los zapatos inservibles y una humedad de la que no te podrás deshacer. "Relájate"

Guías el tráfico, te han ordena…