Ese brillo en tu mirada

Ese brillo en tu mirada, te han dicho, te descubre transparente... buena. Te miras al espejo y te preguntas si en verdad has sido buena, si en efecto esa es la causa del brillo que asombra. Sabes que no eres buena, ¿quién es bueno en este planeta? Todos tenemos sombras pero sólo algunos las muestran en sus ojos, ¿por qué?

Miras a tus conocidos, buscas el brillo en los ojos de quienes crees son buenos. No lo encuentras. Miras a otros, algunos de ellos perdidos, sufrientes, incapaces, irresponsables; su mirada es transparente, nítida: ahí está el destello. ¿De dónde tal luz? ¿Qué la provoca?

Ayer fuiste mala, alguien te dijo que eras el diablo, una terrorista y una oportunista sólo por quererte y cuidarte. Fuiste al espejo y te miraste a los ojos que para tu sorpresa brillaban mucho más. Quizá, pensaste, toda esta luz no es otra cosa que el amor que a mí me tengo.

Entradas populares de este blog

Qué chulada de maíz pinto

Pato Frio Cashmere Rosé

¿Qué es ser mujer? (una pregunta necia)