Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2018

Cursos de ángeles

¿Por qué alguien quisiera tomar un curso de ángeles?

Yo tomé uno hace unos años. Mi razón es que quería saber más de los ángeles y, sobretodo, conocer quién era mi ángel. Parece razonable pero semejante intención ya tiene un problema fundamental que tiene justamente qué ver con la esencia de los ángeles.

Para ir a un curso de ángeles primero necesitas creer en los ángeles. Para no ir a un curso de ángeles (dejando a un lado la falta de interés o la idea, completamente racional, de que es un conocimiento inútil) necesitas comprender en qué es exactamente en lo que crees. Para comprender exactamente en lo que crees no necesitas ir a ningún curso de ángeles, lo que sí necesitas es cuestionarte y responderte honestamente y quizá dialogar con alguien a quien le interese el tema, tenga un pensamiento crítico y no le interese tu dinero o tu afiliación.

Si quieres saber de ángeles, puedes leer la Biblia. Ahí encontrarás el quehacer angelical y podrás darte cuenta que no tiene nada que ver co…

Compartir

Hacerle la vida imposible a los demás porque te sientes mal, está del nabo. Fingir que estás perfecto y que nunca te a pasado nada porque lo controlas todo o porque eres muy maduro, quizá no "haga olas" pero definitivamente no ayuda al mundo que cada vez está más frenético en aparentar lo que no es.
Los domingos generalmente voy a caminar con mi amiga Paulina por alrededor de dos horas y media. La caminata, que muy bien nos hace físicamente, nos sirve para compartir lo que estamos pasando y eso es genial. Ninguna de las dos espera que la otra le arregle sus problemas, ni que se sienta del nabo por una especie de "empatía" mal enfocada. Cuando platicamos lo hacemos para compartir que no, la vida no es perfecta, pero a que aquí estamos dándole lo mejor que podemos y también para escucharnos a nosotras mismas lo que durante la semana nada más pensamos. Es muy valiosa la plática sin expectativas ni obligaciones.
Hace algunos domingos le comentaba a mi amiga justamente…