Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2014

Tormenta

Y a veces sucede algo más que la lluvia.

Hay tormentas que se anuncian todas orgullosas ellas con sus truenos y nubes negras. Hacen la primera y la segunda llamada. El público se prepara para la función, corre. Tercera llamada y ya nadie puede decir que lo tomó por sorpresa.

En la Ciudad de México las lluvias y las tormentas se anuncian y la función es larga, larga. Sería una locura esperar a que termine la función debajo de una cornisa. En la Ciudad de México uno se empapa hasta la médula y el frío se encarga de bajar el telón. En el trasporte público, ya todos mojados, comparten la experiencia del baño maría por cinco o seis pesos. El caos es total aunque la tormenta se haya anunciado con tiempo porque uno no deja de hacer lo que está acostumbrado a hacer, porque uno tiene que llegar a casa o al trabajo a como dé lugar.

En otros lados la lluvia aparece de repente, hace lo suyo en unos breves minutos y se va sin aspavientos. Y luego llega el sol y lo seca a uno. El trasporte público ti…

Las canciones y la vida (4)

4. Canciones en un idioma que no entiendo y que me hacen sentir bien

a) Im eshkajej Yerushalayim; artista: Ben Snof
YouTube: Im Eshkajej Yerushalayim

La escuché en una película y se quedó incrustada en mi alma. Después investigué y ahora sé la letra es tomada del salmo 137.
Yo siento que mi alma canta con ella.

b) Tamally Maak; artista: Amr Diab
TouTube: Tamally Maak (subtitulado)

Supongo que aunque las culturas sean distintas, sobre todo entre occidente y oriente, el sentimiento sigue siendo el mismo, el amor y el anhelo tienen las mismas formas de expresión cuando salen del alma.

Mediodía en la bahía de Ulvsundasjön

Es mediodía, la hora ideal para un break de la oficina, para el lunch, para el sol y el bloqueador solar, para el lago, para actualizar el oído con la música de toallas y copas de vino. 

En Sverige no hay razón para pasarlo mal.

La calma activa, el sol que entibia los hombros descubiertos y el viento que logra meterse por entre el cabello y te susurra que todo está bien al menos ahora.

Mañana habrá de encontrarse de nuevo el momento para redescubrir que todo está bien. 

El secreto ahora es lograr llevarse a Severige contigo, en el espíritu, y vivir a pleno con lo que te ponga el día enfrente.

El respeto a la ansiedad propia

Cuando sufro de ansiedad, que es casi siempre, quisiera poder exorcizarla con algunas palabras mágicas (oraciones, mantras, invocaciones, ritos) y deshacerme de una vez y para siempre de todo mal, amén.

A estas alturas de la vida, es una necedad seguir intentando evitar la ansiedad, hacer como que no existe, tratar de aliviarla con comida, con cosas y hasta con personas. La ansiedad, debería ya saberlo, no es un ente ajeno que se apodera de mí: la ansiedad soy yo. Yo no me puedo deshacer de mí.

Cuando el malestar emerge de un configuración especial de nuestro ser, sentimos como si en realidad llegara cual visita indeseable. Llega, así lo sentimos, e invade nuestra tranquilidad, se apodera de nuestros pensamientos y todo lo convierte en una larga noche de pesadillas, laberintos y demonios tirando de nuestras tripas. Se hace difícil respirar y, sin embargo, no hay mejor atenuante que inhalar profundamente como si con ello jaláramos de regreso al sosiego.

La ansiedad sólo se presenta en…

Hay tiempo para todo hasta que deja de haber tiempo

Tiempo.

El dejar, el recibir. El despedir, el saludar. Tiempo.

Los caminos andados, olvidados, recordados, fantaseados, tergiversados, arreglados; pero nunca desandados. Tiempo.

El ir siempre, nunca volver porque siempre es un ir. El descansar. El correr y el caminar. Tiempo.

Estación tras estación, paso tras paso. Agua, tierra, aire, tiempo.

Hoy es tiempo. No requiere ser tiempo de algo. El tiempo de algo, tan pronto empieza, acaba.

Hoy no es mañana, hoy es lo que hay y lo que hay se acaba.

Gotas, chorros, cascadas, inundaciones. Polvo, arena, grava, piedras, rocas. Poco, mucho y todo lo de entre el medio.

Agotamiento. Soledad y tumultos.

Gasto.

Los ojos que se cierran. Las posibilidades que se diluyen. El tiempo que de tanto esperarlo no llega porque ya no estamos.

No hay que esperar, hay que agotarse.

El tiempo es uso.

Las canciones y a vida (3)

3. Las canciones de mi adolescencia que siguen aun vigentes

Mi adolescencia transcurrió en los ochentas. Hay muchas canciones que me gustan, pero hay dos en especial que se han ido reactualizando, es decir, las oigo hoy y me estimulan mi ser actual. Estas canciones no son de recuerdo, no están aquí porque me recuerden algo, están porque de alguna manera me siguen moviendo.

a) (I Just) Died In Your Arms; artista: Cutting Crew; album: Broadcast
YouTube: (I Just) Died In Your Arms

b) Notorious; artista: Duran Duran; album:
YouTube: Notorious (video)

La experiencia

En teoría, toda la vida es una experiencia compuesta de muchísimas experiencias. En teoría. Lo que sucede en realidad es que es ineficiente (sistemáticamente hablando) estar todo el tiempo inmerso y consciente del devenir. No se puede, pues, dada nuestra condición de ser reflexivos.

Uno escoge de manera irreflexiva ciertos momentos por su novedad, intensidad, estímulos, afectividad emocional, afinidad con la historia o por haber estado en ese justo momento completamente inmerso y consciente. Esos momentos son las experiencias de las que tenemos nuestra historia y de las que nos apoyamos para darle sentido a la existencia pasada y presente, así como para formular nuestras metas. 
Entonces, sucede que estás en un día de 30 grados centígrados, cerca del mar, en un lugar desconocido, callado, muy ad hoc para estar contigo. Caminas, te cansas, sudas y luego hacia el frente se levanta la promesa de un lugar de descanso. Llegas, pides un rosé y te sientas entre cojines a mirar el mar y a pe…

Nubes

Me pregunto si no todos somos nubes cambiantes sin destino.  Nubes que se disipan o conforman pero que en el fondo se sienten como rocas: sólidas, firmes, consistentes, inamovibles, definidas.

Me pregunto si hay alguien que se sabe nube y se estremece con el viento. 

Me pregunto si saberse nube no los deja melancólicos a tal punto que se deshacen en lluvia.

Porque si fuera nube, yo quisiera se una de esas grandes blancas y brillantes. ¿Pero y si fuera un pequeño vaporcillo que en un minuto se extingue? Si fuera un vaporcillo me gustaría que el viento me llevara hacia esas otras nubes de allá y nos juntase y dejáramos de ser todas para ser una.

Y, de pronto, cae muerto

Las calles despejadas. Las vacaciones en pleno. El cielo, sólo por que ya se tiene tiempo para verlo, azul esperanza. Sandalias, shorts. Todos, a la visita, viviendo casual.

Paso lento, recolector. La mirada como mariposa en primavera. 

Los dados, de cualquier manera, cada día, en cada pueblo, son lanzados. Casi nunca sabemos a quién le tocaron. Casi siempre esperamos que no sea a quien conocemos. Y de vez en cuando, como quien se encuentra un billete a media calle, un hombre cae muerto a mitad de la calle y aunque no es el billete que recogemos, igual nos sentimos afortunados de que hoy, ahora no, nosotros —yo— seguimos andando, mirando y cavilando el sentido de nuestra propia vida.

El pan nuestro de cada día

El pan es una de esas cosas que despiertan mi espiritualidad. Del pan básico al pan celestial, definitivamente es algo que no puedo (ni quiero) evitar en mi día a día.

El pan no es sólo carbohidratos, no es simple y llanamente harina o elemento masa.

El pan es tierra, agua y cielo. El pan es la naturaleza amada por la mano del hombre y alabada por su paladar.

El pan es cultura, historia, tradición, medio, fin y acompañante.

El pan, bien entendido, es la marca de un lugar, algo que simplemente no puede tomarse por dado ni puede dejarse pasar por quien gusta del buen comer.

El pan alivia, prepara el paladar, invita al vino. El vino, invita al espíritu a habitar el cuerpo.

El derecho a contradecirse

Mantener la coherencia entre lo que se dice, se piensa y se hace es un trabajo agotador y, lo que es más, prácticamente imposible.

Uno cambia, todos lo sabemos, pero ese cambiar no es un cambiar completo, las circunstancias y nuestra fabulosa tendencia a adaptarnos a ellas, nos lleva a modificar un comportamiento antes de reflexionar en ello y antes, desde luego, de decirlo. Luego entonces, uno termina haciendo algo sin "pensarlo" y en contra de lo que antes ha dicho. También sucede que uno lee libros y se encuentra reflexionando sobre una manera de ser, la reflexión nos lleva al cuestionamiento y por ello a la confrontación con lo que pensábamos antes o a la forma en que solíamos hacer las cosas; aquí está de nuevo el desfase entre el pensar-decir-hacer.

Este mismo texto, es para mí una confrontación con mi acostumbrada forma de pensar. Para mí resultaba valiosísimo la congruencia y me parecía muy reprochable que alguien fuera por el mundo diciendo cosas que no pensaba y h…

El amor, si ha de ser amor, lo prefiero condicionado

Ya tiene un rato que traté de comprar eso del amor incondicional, porque según mi razonamiento de entonces, todos necesitamos ser amados y todos somo valiosos porque somos insustituibles. Creía que estar vivo era el único requisito para ser merecedor del amor, porque sin amor las cosas se complican muchísimo: la vida no es un paseo primaveral a la orilla de un lago entre flores, mariposas y el canto de los pájaros que pasan volando en el claro cielo azul (aunque quisiera que así fuera).

Intenté dilucidar sobre el amor y me encontré con que la palabra está más bien devaluada porque la aplican a cualquier cosa y la confunden con otras como: caridad, fraternidad, amistad, erotismo, paternidad y hasta el simple gusto. Me encontré con una serie de definiciones sobre el amor romántico que bien podían excluir lo que yo sentía. Y la pregunta llegó: ¿qué siento y porque siento lo que siento con respecto a A, B o C? Definir lo que sentía en cada caso, le restaba sentimiento y lo convertía en j…

Las canciones y la vida (2)

Siguiendo con el tema de las canciones, resulta que hay algunas canciones que nada más por los intérpretes no las hubiera escuchado nunca.

De todas esas que he escuchado por accidente hay dos que se quedaron conmigo por ser muy especiales:

2. Las canciones que tocaron mi espíritu

a) Angel; artista: Jon Secada; album: Pavarotti & Friends For War Child
YouTube: Angel (En vivo, concierto Pavarotti and Friends)

Esta canción la escuché justo en el momento que estaba confrontando mi realidad, cuando me estaba permitiendo sentirla en toda su extensión. Ahora, cada vez que la escucho, recuerdo que siempre es mejor sentir, aunque duela. Quizá algún día escriba de la profundidad que toqué y de porqué la considero una canción espiritual. Así, por encima, sólo parece una canción más de amor y el Ángel parece ser sólo una persona. Es mucho más. Es espiritual porque anuncia la primavera.

b) Aquí estoy yo; artista: Luis Fonsi, Aleks Syntek, Noel Schajris, David Bisbal; album:
YouTube: Aquí Estoy…

Con el ojo pelón

Así dicen cuando uno no ha pegado el ojo, o sea dormido a sus horas. Así mero ando, con el ojo pelón. A estas alturas no puedo retener a atención en casi nada, siento girar al mundo (literal) y no hay manera de que me eche un pistinto pero ni por equivocación. Hay que hacer guardia, guardarse de todo mal que incluye que de tanto esperar se me pase de pronto el tiempo y salga corriendo.

Pensé que un vaso de leche me haría sentir bien pero está al tiempo y la leche sola la tomo fría. Me ha tocado cambiar a toda la gente de la sala, es decir, ya fueron y vinieron un montón y yo aquí sigo pasando lista. Los madrugadores son más silenciosos, creo que prefiero el silencio. Los que llegan más tardecito les da por ser más coloridos y jacarandosos (es un decir, quiero dar énfasis al cambio). Las mujeres en general les da por el té y la fruta, aunque una que estaba a mi lado se reventó dos panes con relleno de chocolate. Nunca falta el que se embolsa (literal) las viandas para el camino, no va…

Las canciones y la vida

Pues hace tiempo que he querido armar el soundtrack de mi vida para que lo pongan en mi velorio a manera de mi último adiós, el definitivo, el sin vuelta. Pero cómo hacerlo si la vida lo va cambiando a uno y la que era la canción más representativa cambia por otra, o siempre se van agregando descubrimientos y olvidando sucesos.

Por ahí en las redes sociales circula una lista para elegir 25 canciones. En otros sitios la lista es de 30 y los tópicos difieren. Me llamó la atención hacer la lista pero hay puntos que no tienen sentido porque no se puede escoger sólo una. No puedo decir "ésta es mi canción favorita" porque depende del momento. Pero vaya, igual quiero hacer la lista, aunque muy a mi manera.

Empezaré con dos de las últimas canciones que he agregado a mi playlist, una es para correr y otra para relajarme. Muy distintas y cada una bella a su manera:

1. Las últimas agregadas a mi playlist

a) Perduto (Inspired Club Mix); artista: Inspiro, Ornella Varoni; album: Buddha B…

Most people are better in the abstract

Viendo una series de Netflix, "Orange is the New Black", aparece una frase bastante acertada: hay gente que es mejor cuando se le piensa que cuando se relaciona uno con ella. Es triste si se espera que alguien con toda su complejidad (vida propia) actúe tal y como lo hemos imaginado, de esa forma que satisfacería nuestra ausencia de nosotros mismos (espectativas). Por otro lado es de lo más útil si no existe esa persona y la posibilidad de conocerla es casi nula: la imaginación tiene su utilidad cuando la realidad no es sublimada para otorgarnos ese reconocimiento total de nosotros mismos.

Quizá mañana no estemos. ¿Qué hacemos, qué pensamos, cómo nos sentimos, de qué nos estamos perdiendo?
Hoy quiero chocolate y no hay a mi alcance. Imagino las posibilidades en las que puedo saborearlo. Luego la decisión se presenta: un dulce o nada: nada fáctico ni imaginado o nada con toda una elaboración mental. La situación pone las condiciones en la mesa sobre las que apostamos. Nuestr…