Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2014

Escribiendo como quien se cepilla

A ver cómo escribo esto para que suene medianamente interesante. No creo que pueda, debería parar aquí pero resulta que no me da la gana. De hecho no me da gana de nada excepto de escribir aquí mismo. 
No persigo ningún fin adicional al escribir mismo. Es como cepillarse el cabello sin la intensión de peinarse. Quizá sí haya una intensión, estar conmigo en este modo especial. 
Estoy agotada. Cuando veo a mi alrededor todo lo percibo sucio, literalmente sucio. Le hace falta una buena lavada, a presión, a esta ciudad, a mi colonia y a mi casa; también a la escuela, al estacionamiento, a las esquinas a donde sólo llega el polvo y las arañas. 
Los seres vivos vamos dejando rastro de nuestra existencia por donde quiera que pasamos. Hay algunos que además dejan rastro de su mala educación. 
Luego pienso que me voy a morir y voy a dejarlo todo a medio hacer o, peor, las cosas se van a quedar en proyectos. No importa cuánto haga ni cuándo me muera. Supongo que llegar es en realidad morir, termina…