Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2014

Tertulia 2am en otro mundo

Como cualquier sueño vívido, uno siente que en realidad pasó. Toma más de medio día, después de despertar, aterrizar tras repetir como mantra: fue un sueño.
Pero supongamos que estuve ahí, en esa reunión de 15 o 20, entre mentes críticas que en turno escuchábamos lo que el otro tenía que decir.  Estaba Platón, me acuerdo, muy callado y con una mirada profunda haciendo patente que no era de este mundo, que nunca lo había sido. En mi turno discutimos sobre el miedo, sobre las consecuencias de elegir olvidar lo que nos atemoriza, sobre la resistencia a aprender.
—No aprendemos si sólo seleccionamos recuerdos divertidos en los que nos sentimos seguros porque en hacen parecer no pasa nada—, decía yo con gran vehemencia a una audiencia que me escuchaba atenta. —Estamos aquí mirando lo que es y no hemos sido capaces de erradicar el miedo a ver.
No recuerdo más, pero fue un discurso de media hora en un idioma que no era el mío. Estábamos todos preocupados. El nombre de Platón se transformaba fon…

La lectura demanda esfuerzo

Me acuerdo todavía de la época en la que dejé de leer, lo más que hacía era hojear revistas y "leer" Archie y otras historietas. Afortunadamente mi papá puso fin a eso, las prohibió y además se ponía a platicar con mi mamá del último libro que habían leído; yo los miraba sintiéndome, al mismo tiempo, excluida e invitada: necesitaba tomar una decisión. Comencé a leer libros, literalmente sentía que me torcían el cerebro, fue doloroso pero lo logré, me sumergí en el mundo de la lectura "difícil", la lectura que me demandaba pensar, imaginar, cuestionar.