Bodvár of Sweden No. 5 Rosé

No tengo la menor idea de por qué los vinos rosados saben mejor en Suecia. Creo que el clima, el ambiente o el swedish mood (lo que percibo de los suecos, no tengo modo de explicarlo) hacen de la experiencia de beber un vino rosado algo inigualable —aún más que beberlo en Niza.

Creo que además del carácter de determinada cepa o determinado productor está el carácter que le añade el lugar donde se descorcha. Y no es que esté decorado de tal o cual manera, sino que entra en frecuencia con el ánimo o sensibilidad del lugar. Al menos es lo que yo percibo.

Entradas populares de este blog

Qué chulada de maíz pinto

Pato Frio Cashmere Rosé

Contextualizando un vino (maridaje)