Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2013

Leyendo una novela

Hoy iré, por primera vez, a la presentación de un libro en el que aparece un breve relato mío. Para festejar he decidido llevar a cabo mi ritual de "siéntete bien" que incluye baño ambientado con música, perfume (que como la música siempre depende de lo que en el momento estoy sintiendo) y una visita a la cafetería donde me llaman por mi nombre y dónde el café me sabe a auténtica gloria.

Me duele un poco la cabeza, lo más probable es que mi comida haya sido muy poca para lo que corrí. Mi latte lo solucionará en un momento. Mientras, disfruto estar desparramada en el sillón y le pongo atención a la música con la que ambientan el lugar, estoy casi segura que es Gotan Project.

He traído conmigo una novela que me recomendó mi asesora de tesis para iniciarme en Kierkegaard (creo que la vida ya me ha iniciado en el existencialismo desde hace un rato). Es bonito esto de leer, la filosofía, el café y la tecnología que me permite escribir cuando salta el momento. Escribo por impul…

Emanaciones

Tengo ganas de llorar. No es que necesite llorar, simplemente tengo ganas de llorar como forma de expresión. Quiero mostrarle al mundo lo que pasa dentro mío. Otra manera sería tocar el violín de manera rápida y entrecortada con ritmo creciente y profundo... pero no sé tocar el violín.

Podría cantar hasta sacarte lo que nunca has visto de ti, pero no sé cantar.

Tengo ganas de llorarme, de vertirme lágrima a lágrima, de torrente en torrente, y limpiar el mundo.

Quiero saber qué se siente saber lo que se quiere y no tener dudas. Quiero mostrar esto que traigo dentro para poder verlo, después, como espectadora de un concierto filarmónico-metalero.

Quiero ver afuera de mí, mis silencios y mis notas en fortissimo. Quiero que aparezca frente a mi conciencia el centro duro de Lo Incondicional. Quiero convertirme en un destello multicolor y luego volver a constituirme para presenciar la estela que dejé.

Tengo ganas de volar con los pies puestos en la tierra.

Quiero manifestarme.

El rock filtrándose en mi vida

Hay veces que no puedo dormir; hay veces que la angustia me toma abierta, vulnerable y los pensamientos caóticos buscan el orden en la formulación de cualquier problema, cualquiera menos la angustia abierta sin justificación alguna.

Esta vez no me dejé llevar hacia la aventura, infortunada siempre, de torturarme entre recuerdos manipulados y planeaciones sin sustento. Esta vez me di a la tarea de indagar sobre cualquier pendiente musical que viniera a mi cabeza. Apareció ante mí una pregunta que tenía olvidada desde hace más de veinte años: ¿quién fue aquel cantante de rock que en el cierre de un tributo dejó sorprendido (me parecía recordar) a Jon Bon Jovi en una especie de mano a mano no planeada? Con semejante pregunta inicié mi navegación nocturna entre grupos de rock y cantantes rubios con voz potente vigentes en los ochentas.

Mientras daba con la respuesta, me reencontré con Black Sabbath, Metallica, Guns N' Roses, Bon Jovi, Scorpions, Skid Row, Europe y con una parte de mí…

Volando sobre un pez

Por Flor Coss

En el país donde todos los sueños se cumplen, viven unos pecesitos de aura rosa y verde limón que dan la hora, pero nunca de las 12:01 am a las 12:59 pues se dice que es el tiempo que le toma a la Suprema Consciencia engranar los sueños de todos los habitantes. Durante esos minutos todos duermen, excepto los pecesitos que salen a volar entre las nubes.

A veces, la Suprema Consciencia permite que alguno de los habitantes sueñe que vuela montado sobre uno de estos maravillosos peces, es su manera de decirle que su petición ha sido escuchada y que, aunque tomará un poco de tiempo, su sueño se hará realidad.

Cuando sueñes cosas imposibles no pienses ni por un momento que ello significa que tus anhelos son fantasías, es que te has colado al país donde todos los sueños se cumplen y te han dicho que has sido escuchado.