Será el existencialismo, será el romanticismo

Qué diablos es esta angustia de la nada, qué diantres esto de no encontrarse. Qué son estas emociones, ¿melancolía? ¿Sobrecogimiento? La razón en estos momentos fracasa, sin duda alguna no estoy viviendo en la mala fe. ¿Es la conciencia que aparece un motivo de regocijo o de retiro?

En el filo de la nada: el recogimiento al campo abierto donde aparece el ser y se expresa sin explicarse.

Hoy no hay narraciones que se descubran así mismas para luego descubrirme yo: individuada, simbólica, urgente de interpretación.

Escucho... nada. Espero la luz.

Entradas populares de este blog

Qué chulada de maíz pinto

Pato Frio Cashmere Rosé

Contextualizando un vino (maridaje)