La verdad

No hay tal cosa como La Verdad en la boca de un hombre (o de varios), hablar de ella sería como hablar de Lo Que Es y, como dice Gorgias, eso está cañón. Sin embargo, que sepamos que nadie tiene acceso a tal información no significa que no intentemos acceder a la verdad hoy.

La verdad hoy no es más que una construcción y saber eso es de suma utilidad porque nos da esperanza, nos permite estar conscientes de que podemos construir otra verdad. Así que no más brazos cruzados, hombros alzados en resignación, ni suspiros de "aquí nos tocó vivir": CONSTRÚYETE OTRA VERDAD, una de la que estés orgulloso de dejar como legado (¿o es que crees que tu paso por la vida no tiene sentido?).

Otra vez: ¿En qué quieres creer?

Entradas populares de este blog

Qué chulada de maíz pinto

Pato Frio Cashmere Rosé

Contextualizando un vino (maridaje)