Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2011

Cuando la voz no da

Empecé el día escuchando canciones interpretadas por muy buena voces y quise cantar. Ja ja ja ja, por más lindo que quise cantar pues no más no me daba la voz para expresar todo lo que se movía dentro de mí. No sé si el ser humano se siente vivo en tanto su capacidad de expresarse: ser un sistema con entradas y ninguna salida no es nada deseable.

De entre todas las formas de expresión, las artísticas son por mucho las que más hacen sentir al humano, "humano". Están lo que cantan y con cuya voz son capaces de despertarnos emociones; están los que bailan y nos arrebatan de nuestro espacio para llevarnos al suyo; también hay pintores y fotógrafos que nos hacen entrar en su misma frecuencia, que con una sola imagen nos crean todo un mundo; los escritores, por su parte, nos llevan de paseo por lugares y situaciones diversos, en cada viaje nos cambian nuestro mundo interno para que nosotros cambiemos nuestro mundo externo...

Hay mil formas de crear, algunos se entregan a la cienc…

Mira a tu alrededor y dime qué ves

Por ahí se leen y se escuchan frases que para los racionales y estructurados duros suenan a mente deschavetada, a fanático, a lunático... Hablemos de algunas: "Tus pensamientos se materializan", "Tu mente crea la realidad", "Lo que está afuera es una proyección de lo que está adentro".

Si nos referimos estrictamente a lo limitado de una película o lo tomamos en el sentido de que podemos atraer a nuestras vidas lo que pensemos (léase: si creemos que con pensar en dinero va a llover dinero), las frases son francamente ridículas. Pero ahora pensemos en grande, sin una visión cerrada a lo individual, miremos a nuestro mundo actual: las construcciones, lo que posibilitan y lo que quitan; la tecnología, lo que facilita y lo que inhibe; la información que puebla la red, la información que se elige leer; las capacidades multimedia con que contamos y la forma en como se emplean... mira a tu alrededor y dime qué ves. ¿Quién a creado todo eso? Claro está que las m…

Tiempo de Faith

¿Cómo empezar un año dejando lo que pasó atrás y confiando?

De South Africa llegó para mí (sólo para mí, jeje) una botella del elegantísimo Faith de Beyerskloof (2007): 30% Cabernet Sauvignon, 30% Merlot, 20% Pinotage y 20% Shiraz.

Se suponía que lo debía abrir en un momento especial, ya se sabe que eso del momento especial es relativo y se puede ir el tiempo esperando "un mejor tiempo". Así que hoy decidí invitar a los buenos tiempos destapando la botella en su honor e iniciar una relación de placer con la bebida de mi preferencia, el vino tinto.
Brindo por aquellos amigos que siempre se acuerdan de mí y me consienten (cómo fuel el caso de este regalo tan lindo), brindo por la familia que siempre tiene algo que enseñarte, brindo por los hermanos de luz (no, no estoy borracha) que llegan siempre puntuales a la cita acordada, brindo por los placeres de la vida, brindo por las oportunidades que trae cada día y brindo por mí que soy muy linda (jajaja).