Aviso de ocasión

Si alguien por ahí ya tiene muy visto o muy usado un arco iris, quizá le apetezca vendérmelo a un módico precio; porque seamos realistas, quien esté interesado en algo así o es un romántico o un idealista o un soñador o de plano puede pasar por un deschavetado y en esas condiciones el flujo monetario tiende a ser moderado.

¿Por qué quiero un arco iris? Por la misma razón que se busca el amor: porque es lindo, porque me arranca suspiros, porque me da esperanza, porque me provoca levantar la mirada y seguir caminando.

Y si por ahí a alguien se le ocurre pensar que lo que quiero es llenar mis huecos ¿qué?

Entradas populares de este blog

Qué chulada de maíz pinto

Pato Frio Cashmere Rosé

Contextualizando un vino (maridaje)