Hablar o no hablar

A ver, a ver. Sí, estoy a favor de la honestidad pero también existe algo que se llama "tacto" y su principal función es no arrasar con el de enfrente. Nuestras palabras y nuestros modos hablan por nosotros y cuando tenemos una emoción desagradable ésta se esconde entre los tonos, las miradas, el lenguaje corporal y la selección de las palabras usadas y, créanme, el de enfrente se da cuenta.

Así que, ¿hablar o no hablar? Todo depende de tu intensión ¿quieres comunicar o lastimar? Supongamos que alguien se equivoca y en pro de mi-pseudo-verdad le digo "pendejo" ¿Estoy diciendo la verdad o estoy emitiendo un juicio?

Entradas populares de este blog

Qué chulada de maíz pinto

Pato Frio Cashmere Rosé

Contextualizando un vino (maridaje)