El pasado hoy

Cuando menos lo esperas las imágenes de tu pasado vuelven para recordarte quién eres hoy.

Recuerdas lo que anhelabas, lo que sentías y descubres que en esencia no hay gran diferencia.

Te reconcilias con tu historia. Respondes algunas de tus preguntas antiguas. Formulas otras que ocupen su lugar.

Cuando menos lo esperas detienes tu auto. Bajas a mirar un espacio que creías olvidado. Suspiras. Vuelves. Y desde ahí, en otro tiempo, continuas por la espiral en torno al mismo centro.

Entradas populares de este blog

Qué chulada de maíz pinto

Pato Frio Cashmere Rosé

Contextualizando un vino (maridaje)