Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2010

Entre el I/O de Dios

Entre más siento menos creo, entre más pienso más ganas tengo de arrojarme hacia una risa descontrolada pues lo que veo aquí adentro y allá afuera no es sino un juego perverso.

¿Quién prendió la luz?

Sobrepasando el tema de la religión y los mitos me siento a pensar como debieron haberlo hecho tantos Adanes sobre este caos ordenado para no sé qué propósitos. Si cada uno somos un pixel en un fractal que nadie ve podemos seguir ahí sin mayor cuestionamiento y ¿para qué? Si de pronto alguien mira el fractal y su luz nos despierta y descubrimos que somos cada uno tan sólo un pixel y entonces nos espantamos de nuestra desnudez, ¿para qué? Y si eones después vamos entendiendo que nuestra existencia unida dibuja el más bello fractal ¿qué? ¿Qué caso tiene?

Dudar o tener fe. ¿Para qué?

Quisiera mas bien pensar como Lilith y dejar ahí la mesa puesta y reírme de dIOs.

La humanidad está perdida. Me espanto. Lo niego. Pienso en posibilidades, en soluciones. No encuentro ninguna, se apaga Dios. Entonces…

No somos de aquí ni somos de allá

Ya lo cantaba El Pirulí en los setentas. Atrasada de noticias voy enterándome que el año pasado un reportero español presentaba en conferencia como novedad algo que desde el 2003 se andaba cuchicheando. No es que se nos oculte información, es que no leemos.

Pues que no somos parte de la Vía Láctea sino de la galaxia Sagitario (descubierta en 1994) que desde hace tiempo viene tragándose la primera.

Lo que no sé es como ésto repercute en nuestras conciencias. Vaya, que qué más quisiera que la humanidad elevara su grado de conciencia, pero todos mis deseos no me dan para explicarme la relación de lo uno con lo otro.

Mientras unos se ponen a investigar de dónde venimos y otros a dilucidar hacia dónde vamos, ¿quién se ocupa del "en dónde estamos"?

A punto estuve de que me tomaran el pelo

En el Bosque de Tlalpan se pusieron un hombre y una mujer a dar a conocer unas pulseras originalmente diseñadas para los deportistas pero que sus beneficios se podían extender a cualquiera. Los beneficios de dichas pulseras era equilibrio, fuerza y flexibilidad, principalmente. El hombre lo probaba en el momento haciéndote creer que tu equilibrio y fuerza mejoraba al instante con sólo tener la dichosa pulsera de $500 pesos cuyo poder radica en la frecuencia almacenada en un holograma. Estos toma-pelo me hicieron gastar horas cerebro porque han de saber que me sometí a las pruebas de su efectividad y me sorprendí.

La prueba de la flexibilidad se puede explicar muy fácil, te hacen girar hacia un lado para que veas hasta donde llegas, luego te ponen la pulsera en una mano o sobre la cabeza y te piden que vuelvas a repetir la operación, el resultado es que llegas más lejos. Quien haya tomado clases de strech sabrá que precisamente las repeticiones te permiten ir cada vez más lejos.

Las o…

De vuelta al arte

Je suis malade c'est ça je suis malade
Tu m'as privé de tous mes chants
Tu m'as vidé de tous mes mots
Et j'ai le cœur complètement malade
Cerné de barricades t'entends je suis malade
Serge Lama

Hacía mucho tiempo que había dejado de ver el patinaje artístico sobre hielo. Afortunadamente he prendido la tele y pude ver una repetición del cierre de las olimpiadas de invierno en Vancouver. Imagínense, apenas ahora voy viendo.

Lo que más me gusta de este deporte es que está vinculado al arte y lo que más agradezco es a un artista que sepa patinar (en ese orden). Sin saber quién había ganado las medallas ni nada por el estilo me puse a ver las presentaciones mientras jugaba con mi iPod... hasta que salió Yevgueni Víktorovich Pliúshchenko y me arrebató la mirada del iPod para cautivarme y elevarme al cielo. Además de su innegable magnetismo y esa emanación de gozo de ser quien es, tuvo el gran acierto de escoger la canción Je suis malade, de Serge Lama. Si yo fuera juez le dab…

Poética mística-teológica

Les quiero facilitar aquí un poema de San Juan de la Cruz cargado de simbólica espiritual y además bellísimo. Cuando lo lean piensen en la amada como el alma, el amado como la divinidad y la noche para mí es el paso entre el mundo como lo vemos y la última morada, el encuentro con la unidad.Noche oscura
Canciones del alma que se goza de haber llegado al alto estado de la perfección, que es la unión con Dios, por el camino de la negación espiritual.

1. En una noche oscura,
con ansias, en amores inflamada
¡oh dichosa ventura!,
salí sin ser notada
estando ya mi casa sosegada.

2. A oscuras y segura,
por la secreta escala disfrazada,
¡Oh dichosa ventura!,
a oscuras y en celada,
estando ya mi casa sosegada.

3. En la noche dichosa
en secreto, que nadie me veía,
ni yo miraba cosa,
sin otra luz y guía
sino la que en el corazón ardía.

4. Aquésta me guiaba
más cierto que la luz del mediodía,
adonde me esperaba
quien yo bien me sabía,
en parte donde nadie parecía.

5. ¡Oh noche que guiaste!
¡Oh noche amable más que el…

La Santa Muerte

Por allá del 1524 la iglesia católica permitía el culto a la Santa Muerte, claro que en aquel entonces se llamaba La Santa Muerte de Cristo que era tan santa como la Santa Cruz o el Sagrado Sudario. Luego de un rato se fue separando de la imagen de Cristo para adquirir la apariencia de una calavera por influencia nahua pues existían en su concepción deidades de la muerte (masculina y femenina).

En una conferencia de un antropólogo sobre cultos religiosos urbanos, nos explicaba que estos cultos tienen su base en el cristianismo, que las personas que veneran a la Santa Muerte tienen una base católica, van a misa y se confiesan.

El motivo de que surjan todo tipo de santos se debe a la ausencia de funcionalidad de los "ídolos oficiales" ante la problemática del pueblo. La presión económica obliga a la gente marginada a auto-emplearse de ladrones y servidores sexuales, por ejemplo. Esta gente carece de atención médica oportuna, carece de una cultura de nutrición; de modo que tie…

Cosas de humanos

En mi clase de literatura de ayer se discutía el tema de la humanidad, nada más. Una cosa llevó a la otra y la maestra nos comentó de las reacciones contra-humanas de los que muestran oposición a las corridas de toros y me acordé, inevitablemente, de un grupo que se hacía llamar green peace (no sé si eran de verdad de GP o no) llevaban a fuera de la plaza de toros una manifestación nada pacífica. Vi la manifestación horrorizada. Yo salía de la plaza profundamente maravillada de haber presenciado una muy buena corrida... sí, habían matado toros pero tengan en mente esto: hay formas de morir.

También me acordé de la vez que presencié una muerte absolutamente cruel en un pequeño rastro de un pueblo cercano a Toluca, vi a un animal resistiéndose a caminar desde mucho antes de entrar al patio del lugar, me llamó mucho la atención y seguí la escena como quien ve una película de terror por primera vez. En becerro fue metido a rastras después de media hora de jaloneo. Yo no sabía lo que sabía …

Dulce

es: cirujana oftalmóloga y escritora

Cuando la conocí me quedé prendada de su dulzura al hablar, al mirar, al reconocer la particularidad de las personas. Después de ese primer día no pude soltarla como se suelta a cualquiera que sólo pasa en tu vida, me negué a que sólo pasara.

Dulce es súper-inteligente, de esas niñas que se adelantan a todo y que van acumulando experiencias riquísimas en espera de que sean contadas. Sabe mucho, ocupa posiciones importantes, conoce el mundo y es simple y sencillamente Dulce.

Cada vez que la veo pasamos horas platicando, es necesario que reserve la mitad del día sólo para ella. ¿Cómo puede alguien decir tantas cosas interesantes sin repetir una sola vez un tema?

Luz y oscuridad

Llevo varios días despertándome con el canto de los pájaros, me traen cierto tipo de felicidad... así como si con su canto me acariciaran y me dieran los buenos días. Es buen augurio, he pensado.

Todo en la vida tiene su parte luminosa y su parte oscura. ¿Qué podría tener de oscuro un pajarito? Ah, hubiera querido no hacer esa pregunta. Me topé con el cadáver de una tortolita. Es inevitable que la existencia de un ser te muestre su belleza y luego te deje con una sensación de pérdida cuando ya no está.

¿Hubiera preferido no tener contacto con los pajaritos para que cuando viera uno muerto me fuera indiferente? Cualquier decisión que tome tiene su precio ¿cuál quiero pagar?

Escribir un diario

Cuando cumplí quince años mi mamá me regaló un diario con candado y todo para que fuera desahogando mis emociones y dejara, en cierto modo, de escribir, literalmente, en todos lados. Hojeé el diario repleto de hojas blancas y me pregunté sobre mi futuro, quise adivinar las frases que quedarían ahí para siempre como testigos de los días vividos.

En ese diario cupieron dos años enteros y sobraba más. Ya no quise seguir escribiendo de lo que me pasaba después de dos años de anécdotas que leí y reviví en un sólo día. Lo menos trágico que escribí en él fue sobre el temblor del 85 y el miedo que se quedó en toda la familia que a la menor provocación volteábamos a ver la maceta colgante de la sala. Eso fue lo menos.

El diario lo terminé de leer riéndome de lo ingenua que fui al creer que en él sólo hablaría de amor y grandes encuentros. Estaba parada junto al basurero del multifamiliar donde vivía sintiendo dolor, frío, desconcierto, soledad, ansiedad y un miedo de pensar que habrían más añ…

Profesor

es: escritor y traductor

Poca gente tiene las habilidades para enseñar. Profesor es de los pocos y extraños teacher-os que pueden mantenerte atento a clase aunque estés de lo más cansado y no porque se ponga a contar chistes o anécdotas.

Tuve la suerte de que él fuera mi primer profesor formal de literatura; ya antes en ingeniería, en clase de Sociología, el maestro Cadabal abrió una puerta que nunca se cerró y que pese a todos los ires y venires de la vida, sigue abierta.

Creo que Profesor tiene razón, después de leer un libro, y otro y otro... ya no puedes ser el mismo.

Sensibilidad

es: activo fijo de una institución bancaria

Sensibilidad anda por ahí creyendo que es más racional que sensible y si bien su pensamiento es estructurado los sentimientos le ganan pero se los traga porque se descubre vulnerable. Hasta parecería que estoy hablando de mí, en cierta forma sí, pero no es porque Sensible sea yo.

Hay tantas cosas admirables en Sensible... como su compromiso, su responsabilidad, el amor por su familia y sus habilidades culinarias... Cómo recuerdo un salmón salado que un día preparó y luego su sopita y su cariño. Pocos pueden con tanta sensibilidad pero vale el esfuerzo.