Después de la lluvia

...finalmente sale el sol y al ver el día así, despejado, soleado, no me resulta fácil entender cómo es que está así si apenas ayer en la noche llovía y el cielo se veía completamente cerrado sin dar esperanzas de que hubiera un cambio así tan repentino.

¿Pero qué es lo difícil de entender si la predicción del clima (lo único que nos permitimos predecir, mediante observación, sin llamarle esoterismo) en Yahoo era que hoy habría sol? No es que requiera explicaciones de cómo es que sucede o que requiera ver de fotos satelitales. El punto es que parada aquí en la calle, con los ojos en el cielo, como cualquier ser humano en cualquier tiempo y lugar podría hacerlo, no puedo mas que maravillarme de las fuerzas naturales y su similitud con mi vida (no sé si con la tuya): todo puede cambiar en un instante. Si uno observa un poco más, por más tiempo, salta a la vista la perfecta sincronía, el ritmo.

Y ya hablando de lo inmediato y cotidiano, viendo el día como estaba me dije, "es hora de correr", pero no pude, me cerraron el Bosque de Tlalpan, no tengo idea de cuántos árboles perecieron o se encuentran dañados... y estoy muy triste. Así que me regresé a mi casa a limpiar en pausas porque la luz eléctrica sólo llega de a chorritos.

Entradas populares de este blog

Qué chulada de maíz pinto

Pato Frio Cashmere Rosé

Contextualizando un vino (maridaje)