Lo que nos dejó el frío

Al menos tanto frío valió la pena, la vista de los volcanes estuvo espectacular. La Mujer Dormida (Iztaccíhuatl) se vistió de largo para dejarse ver en medio del cielo azul.

Intenté sacarle foto pero sólo lograba tomas donde la nieve se confundía con las nubes, así que pedí prestada la foto para compartirla con ustedes en caso que no hubieran tenido la oportunidad de ver semejante espectáculo. A veces con estos paisajes uno logra recuperar su capacidad de asombro.

La nieve no duró mucho pues llegaron los días de 30°C, ojalá pudiéramos tenerlo todo.

Entradas populares de este blog

Qué chulada de maíz pinto

Pato Frio Cashmere Rosé

Contextualizando un vino (maridaje)