Blanco inmaculado

Ha caído tanta nieve en la madrugada que al despertar me he topado con un paisaje divino. Vestida de blanco, la ciudad luce sus mejores galas para recibir a la Navidad (Jul).

Cuántas veces no he leído eso de blanco inmaculado. Pensaba que el blanco era blanco y ya. Claro que estaban los otros blancos como el de la Comex que me pedía mi mamá que comprara para pintar la casa, se llamaba blanco ostión. "¿Cómo que blanco ostión?", le pregunté a mi mamá la primera vez, ella me contestó como suele contestarme siempre para dejarme peor que antes: "Es blanco pero no tan blanco, se ve bonito". Luego de que pintamos la primer pared pude concluir que era más bien blanco usado, ja.

Cuando la nieve lo cubre todo y se queda ahí, sola, sin que nadie pase encima de ella, sin ser tocada, ilumina el día más nublado. Esa nieve blanca, como no he visto nunca antes un blanco te atrapa la mirada y te despierta el deseo de ir tras ella para sumergirte en lo no tocado, en lo inmaculado.

Entradas populares de este blog

Qué chulada de maíz pinto

Pato Frio Cashmere Rosé

Contextualizando un vino (maridaje)